05 febrero 2015

El Trombón en el Romanticismo


Este período no produjo un aumento de las composiciones para trombón solista o de cámara, no obstante si estuvo más presente en la orquesta sinfónica donde surgió la plantilla actual de dos trombones tenores y un trombón bajo. Esta sección fue bien definida por Héctor Berlioz <<En el forte simple, los trombones, en armonía a tres partes y sobre todo en el registro medio, tienen una expresión heroica de majestad y firmeza; engrandecen enormemente la expresión de las trompetas; no amenazan, proclaman [...]>>1

Otros compositores como Robert Shumann o R. Wagner también escribieron pasajes importantes para los trombones en sus composiciones orquestales.

Ésto se hizo posible por el cambio que se produjo en el modelo de construcción del instrumento; pasaron a tener tuberías más anchas y la campana se agrandó. (Véase Ilustración 1)
Ilustración 1
A pesar de ser escasas las composiciones para el trombón en esta época, podemos encontrar obras que se siguen interpretando actualmente como son: Romanza de C.M.v. Weber o la Romanza de A. Jorgensen dentro del repertorio camerístico del instrumento.

En el repertorio solístico de concierto podemos encontrar varios conciertos para trombón solista y orquesta como son los de E. Sache, F. Graefe y el más importante de todos el Concertino en Mi Bemol op.4 de Ferdinand David. También se compuso en esta época el primer concierto para trombón solista y banda militar de Rimsky Korsakov. Es curioso reseñar que en las bandas militares, los trombones de la época tenían el pabellón orientado hacia arriba y no hacia delante como los actuales. (Véase Ilustración 2)

Ilustración 2
Ya en el período Post-Romántico encontramos una escritura más densa para el instrumento en todos los campos compositivos. Dentro del ámbito orquestal aparecen una gran cantidad de obras que incluirán sólos del trombón muy importantes como la Sinfonía Nº3 de Gustav Mahler, donde el mayor protagonista del primer movimiento es el trombón. Y otros compositores como R. Strauss, J. Brahms y Camille Saint-Saens, entre otros.

Este último también compuso una obra camerística para trombón y piano titulada Cavatine. Dentro de este repertorio también encontraremos obras de otros autores como: E. Reiche, J. S. Alschausky, F.A. Guilmant o J.G. Ropartz de quien se hablará en líneas sucesivas.

R.C.Gomariz
Trabajo Fin de Estudios (2014)
PROGRAMA DE CONCIERTO, del Pre-clasicismo a la Música Contemporánea en el Trombón “Concerto para trombón alto” de G.C. Wagenseil, “Pieza en Mi Bemol Menor” de J.G. Ropartz, “Ballade” de E.Bozza e “Improvisación Nº1” de E.Crespo


1CHENOLL, Jose. El trombón, su historia y su técnica. Real Musical. Madrid, 1990. Frase de Berlioz. Pág. 21

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese

Próximamente Radio-RET