09 junio 2016

Moisés Fernández Gallego

¿Cuándo empezaste a estudiar trombón y porqué?

Comencé a los 10 años, por esa época, en mi colegio ensayaba la Banda de Música de la Archicofradía de Paso y la Esperanza, una cofradía de Málaga, y el director del centro me animó a probar ofreciéndome la posibilidad de tocar el trombón de pistones; sinceramente en aquel momento no tenía ni idea de que era eso, y al preguntarle él me dijo: “ es como una trompeta pero un poco más grande”. Eso de trompeta me sonaba bien, así que acepte, pasados unos meses me dieron uno de vara, eso era ya otra historia, podemos decir que yo no elegí el instrumentos, sino que el me eligió a mi.

¿Con qué escuela trombonística te identificarías?

Con cualquiera que tenga un buen sentido del ritmo, bonito sonido e interesantes ideas musicales dentro de los diferentes estilos.

¿Cómo organizas una clase normal en el Conservatorio?

Mi acercamiento a la hora de dar clase es primariamente musical, creo que todos los ejercicios técnicos han de ser ejecutados con una idea musical; en mi opinión, para ser un buen músico debe existir un buen balance entre lo técnico y lo musical.
Dicho esto, las clases se organizan diferente adaptándose a las necesidades individuales de cada alumno, pero me gusta trabajar el control del aire, lo cual es la base para tocar un instrumento de viento, tocando algunos ejercicios sencillos yendo de lo más general a lo más concreto, utilizo ejercicios de libros como Lip Slurs de Brad Edwards, How Trombonist Do It de Eric Crees y Peter Gane, Lafosse, TrombOlympics de Daniel Lassalle o Arban, además de otros.
Asimismo, me gusta trabajar todas las escalas y arpegios de memoria en todos los tonos y todas las formas posibles ¡hay que ser creativo! Y por último, los estudios y repertorio propio del instrumento.

Sabemos que también eres licenciado en dirección; ¿crees que esto ayuda a tu trabajo como docente del trombón?

En mi opinión, antes de comenzar a practicar cualquier obra del repertorio, es imprescindible armarse de criterios bien fundamentados sobre los que basar nuestra interpretación y comprender el texto musical. El análisis exhaustivo abordando diferentes tipologías analíticas que se hace en dirección, es un trabajo que hago de forma mucho más profunda con cualquier obra de trombón que llega a mis manos desde que comencé a estudiar dirección de orquesta. Esto es, en definitiva, lo más valioso que me ha aportado la dirección de orquesta como trombonista y docente, además del descubrimiento de mucho repertorio.

¿Qué podrías contarnos del aula de trombón en tú Conservatorio?


Es un espacio donde todos aprendemos de todos, compartimos conocimientos, nos apasiona la música e intentamos pasarlo lo mejor posible.

¿Qué profesores han sido fundamentales en tu desarrollo trombonístico?


A lo largo de mis estudios reglados he tenido un gran número de profesores, en definitiva, todos han aportado algo a mi formación musical, pero si tuviera que nombrar a los fundamentales nombraría Dominique Rombaut, Francisco Rosario Vega, y el maravilloso equipo que encontré en mis años en Londres: Eric Crees, Chris Houlding, Peter Gane, Simon Wills, Jiggs Whigham y John Kenny, de los cuales he aprendido muchísimo, tengo maravillosos recuerdos y estoy muy agradecido.

¿Podrías contarnos alguna anécdota reseñable durante tus años como docente?

Recuerdo cierto concierto con el grupo de trombones en el conservatorio en Lucena (Córdoba), donde al llegar y probar sonido unos 30 minutos antes del concierto, nos dimos cuenta que se había quedado en Córdoba una carpeta con todo el repertorio de trombón 5ª para el concierto. El momento de estrés fue considerable, menos mal que allí estaba nuestro amigo Pedro Yuste que hizo fotocopias del guión y recortó y pego la parte de trombón 5ª mientras probábamos sonido para tenerlas justo un momento antes del concierto. ¡Gracias Pedro!

¿Consideras que tus alumnos salen preparados para el mundo laboral?

El objetivo es, que al finalizar los estudios superiores, todos los alumnos tengan criterio y formación para resolver cualquier reto musical en el mundo laboral de forma autónoma e independiente. Me gusta que desarrollen la habilidad de pensar por ellos mismos, creo que después de cuatro años deben estar preparados para seguir su camino, aunque como sabemos, en esta profesión no se deja de aprender nunca.

Cuéntanos algo que no pueda faltar en tú estudio diario personal.


Me gusta acercarme a nueva música todos los días, diferentes estilos, hay una gran variedad de música, el camino que recorremos nunca termina.

Por último, ¿qué opinas sobre el proyecto RET?

Me parece un fantástico proyecto de divulgación de todo lo relacionado con el instrumento, además de ser una fantástica fuente de información y conexión entre trombonistas. ¡Bravo!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese

Próximamente Radio-RET